Es una molestia en cualquiera de las estructuras del cuello, entre ellas, los músculos, los nervios, los huesos (vértebras), las articulaciones y los discos intervertebrales.

Una causa común del dolor cervical es la tensión o distensión muscular. A menudo, las actividades diarias son las responsables. Tales actividades incluyen:

  • Agacharse sobre un escritorio durante horas.
  • Tener una mala postura mientras ve televisión o lee.
  • Colocar el monitor de la computadora demasiado alto o demasiado bajo.
  • Dormir en una posición incómoda.
  • Torcer y girar el cuello bruscamente mientras hace ejercicio.
  • Levantar cosas demasiado rápido o con mala postura.

Las caídas o accidentes pueden causar lesiones cervicales graves, como fracturas de las vértebras, latigazo cervical, lesión de los vasos sanguíneos e incluso parálisis.

  • Compartir:
Facebook
YouTube