LASER3
LASER2
LASER1

La terapia con láser se aplica sobre lesiones para mejorar la cicatrización de heridas y la curación de los tejidos blandos, reducir la inflamación y aliviar el dolor agudo y crónico. El láser también se puede utilizar para el tratamiento de puntos gatillo. 

Estimula los cambios fisiológicos que se dirigen a la raíz del dolor. Reduce las señales de dolor que van al cerebro. Después de una serie de tratamientos, los nervios en el área afectada se vuelven menos irritables y el dolor disminuye produciendo un efecto analgésico y antiinflamatorio.

  • Compartir:
Facebook
YouTube